Quiero ver cuajar, en oro, / los silencios de la tarde, / cuando el sol duerme en mi pueblo, / en sus piedras y en mi carne. (A.H.Q.)

La Virgen del Castillo y su antigua iglesia

Para conocer algo de la desaparecida iglesia, que estaba en el castillo de Montalbán, contamos con dos referencias documentales con 140 años de diferencia. La primera es del padre Francesc Diago, "Historia de la provincia de Aragón de la orden de Predicadores" de 1599 (usada después por Labaña y Blasco de Lanuza).


Hoy los cipreses ocupan el sitio de la iglesia de Nuestra Señora del Castillo o Sta. María del Castillo de Montalbán.

Transcribo el texto donde se habla de la iglesia:

Es de la orden de los caballeros de Santiago (el castillo), y fue antiguamente monasterio en que vivían en comunidad los frailes y daban hábitos y criaban novicios. El claustro está aún en pie lleno de sepulcros alrededor. La iglesia está aún cual ellos la tenían. Y en medio de ella vi el sepulcro de don Pedro Fernández, hijo del rey de Aragón don Jaime el Conquistador, y señor de Ixar, con un letrero delante de él en el arco de la iglesia que dice de esta suerte: "Esta es la sepultura del muy noble don Pedro Fernández de Ixar, hijo que fue del Rey don Jaime, Rey que fue de Aragón, el cual priso (tomó) Valencia" 

Esta descripción viene a tenor del relato de la prisión de Fray Juan Micó (1492-1555), en el castillo, fue encarcelado en 1528 durante dos años y cuatro meses, pero de esto hablaré más detenidamente en un artículo sobre el convento de Dominicos.

https://books.google.es/books?id=Lg1Wu4PSYicC&printsec=frontcover&hl=es#v=onepage&q=montaluan&f=false
Portada del libro.
 Pinchando en la imagen se puede leer el libro completo en Google books

La segunda referencia es del libro "Aragón Reyno de Christo y dote de María SSma." del padre Roque Alberto Faci (1739). Este texto habla sobre la Virgen y la desaparecida iglesia que había en el castillo.




A continuación transcribo el texto para poder leerlo con más comodidad:


La Antigua, y Noble Villa de Montalbán está situada en las Riberas del Río Martín, a la raíz de un monte alto, y blanco, que la dio nombre de Mons-Albus, o Albanus, como dice Bernardino Gómez Miedes (1). Favoreciéronla mucho N. Reyes D. Pedro II, D. Jaime I y D. Fernando el Católico. D. Jaime la mandó volver a murar, y la escogió para descanso de sus fatigas en la Conquista de Valencia; su Iglesia antigua Colegial y Parroquial está dedicada a N. Apóstol Santiago; a la Religión Militar de este N. Apóstol fue dada en Encomienda Mayor, dicha Villa por los años de 116o, como dice Zurita (2); sus Comendadores favorecieron mucho a su Iglesia, hay Tradición de haber estado en los términos de esta Villa N. Apóstol Santiago, y se hallan allí conchas, bordones, báculos y sombreros de piedra, insignias de sus Peregrinos, y celebrado señal de lo Lugares, que se glorian con la honra de haber estado en ellos Santiago; estiman Iglesia, y Villa tanto esta gloria, que en sus Armas conservan estas conchas. 
Véase Lanuza en la Historia Eclesiástica de Aragón (3) donde dice las excelencias de esta Villa. Yo diría más, y mayores, si no fuera digresión tan grande el referirlas.

En su Castillo se conserva una antiquísima Iglesia, y en esta se venera la S. Imagen de N. Sa. del Castillo; dióla título el sitio; esta S. Imagen fue ya aquí venerada antes de la venida de los Moros a España, y luego después de la Conquista de Montalbán (así se escribe bien, y no de otra manera, como varios Autores han hecho, confundiendo su nombre) fue hallada en el mismo Castillo, deshaciendo unas fábricas (obras) antiguas, para hacer otras, escondiéronla aquí los Godos, y la hallaron después los nuevos Conquistadores, como afirma la Tradición. Las circunstancias de su hallazgo (fueran milagrosas, o no) se olvidaron del todo, con el tiempo, y descuido. Está la S. Imagen en el Altar principal, que la devoción de los fieles ha ilustrado con un hermoso Retablo; ocupa su Nicho principal, y son colaterales suyos las antiguas Imágenes de S. Bartolomé Apóstol, y S. Blas; en lo alto se mira (ve) la Imagen de S. Fausto Mártir, en memoria de haber favorecido la Señora Marquesa de S. Martín a Montalbán, con una Reliquia de este Mártir Glorioso, cuyo Cuerpo se venera en Marlofa; son muchos los prodigios, que en la Villa hace este Santo. La S. Imagen de N. Sa. es de madera, tiene en alto, algo más de 3 palmos; está sentada en una Silla, que con la Imagen, y la de SS. Niño Jesús, es una sola pieza; tiene N. Sa. en la mano diestra con los dedos pulgar, índice, y medio una bolita, o esfera, como una nuez; en la siniestra sustenta al SS. Niño Jesús, que tendrá en alto una tercia; este tiene en su mano siniestra un libro, y su diestra descansa sobre el pecho de su SS. Madre, pero con el ademán de dar la Bendición, o de recibir de su Madre aquella bolita; muestra sus pies descalzos; N. Sa. tiene zapatos muy agudos en la punta, al uso antiguo; el vestido de ambas Imágenes es de la misma madera, y de color ámbar claro, que tira a encanelado; la devoción las viste con curiosos, y ricos Mantos, y adorna con Coronas de flores. El rostro de Madre, e Hijo es muy alegre, y gracioso.


El Patrocinio de esta S. Imagen se ve continuado en librar a Montalbán de enfermedades, y en la última peste, que afligió a Aragón, subían al Castillo los enfermos, no solo por buscar el aire más puro, sino más, por lograr el Patrocinio de María SS. que experimentaron singular en aquella epidemia. Hay varias Presentallas (ofrenda de los fieles por un beneficio) en su Iglesia. En las necesidades de agua es más continuado su favor, y es ya Proverbio en las que padece aquel territorio, quejarse? la devoción, diciendo: ¿Cómo los de Montalbán no hacen Novena a N. Sa. del Castillo? El Capítulo de la Iglesia de la Villa va en Procesión todos los años a este Santuario, en el Martes de las Letanías antes de la Ascensión; se celebran allí Misas, fundadas por el Licenciado Gerónimo Burguete, Racionero de la misma Iglesia, en la fiestas de la Presentación, Patrocinio, y Dolores de N. Sa. y en las fiesta de S. Cruz de Mayo, y Septiembre, y de S. Carlos Borromeo. Hay en esta Iglesia Capellán, o Rector, que es (cuando se escribe) el Dr. D. Francisco Biel, Beneficiado de la Iglesia de Santiago, con obligación de decir treinta Misas en el año en este Santuario. Dícese, que antiguamente cerca del Altar de N. Sa. manaba aceite, el suficiente para sustentar las Lámparas de N. Sa. S. Ana  S. Blas, y que con el mal uso de este favor, quedó desmerecido, y la Iglesia privada del mismo. En las necesidades de agua, no solo hacen la Iglesia, y Villa Rogativas a esta S. Imagen; sino también suelen bajar a la Iglesia Parroquial de Santiago, y la veneran allí muchos días. Toda la Comarca viene a este Santuario, con experiencia de favores grandes en sus enfermedades, y trabajos; tiénenla todos, como Atalaya, que los guarda de todos infortunios.

Todavía se venera a la Virgen del Castillo en nuestras fiestas patronales y se hace una novena en la que se cantan los Gozos a la Virgen del Castillo que podéis ver en este ENLACE 

A continuación inserto los valiosos comentarios que hace Isabel Tirado sobre esta entrada:
  • De ser cierto lo que dice el autor, la imagen de la Virgen del Castillo era anterior a la llegada de los godos y de la llegada de los musulmanes (principios del siglo VIII). Me parece muy improbable que se conservase una imagen anterior, incluso, al pre románico. Por la descripción nos hace pensar, de nuevo, en una talla del románico tardío similar a la de la Virgen de Cantalobos, cuando la zona de Montalbán y alrededores fue cristianizada (S.XIII, creo).
  • Si la iglesia se conservaba dentro del castillo, debió ser destruida por el General Cabrera, el Tigre del Maestrazgo, durante las guerras Carlistas (creo que en la última). Eso da a entender que Montalbán podía haber sido un baluarte liberal, lo suficientemente importante como para que los carlistas se tomasen la molestia de demoler piedra a piedra el castillo, iglesia incluida. 
  • Otra curiosidad: Esa iglesia conservaba una reliquia de San Fausto que, al parecer, había hecho algún favor a la señora marquesa S. Martín de Montalbán ya que es esta señora la donante de la figura del santo que tenía el retablo.
  • ¡Cuánta obra de arte perdida! Y ¡cuánta historia! El castillo, la iglesia, el retablo, el claustro, los dos conventos, el cementerio (contienen mucha información las lápidas)  la mayor parte de las murallas, la puerta de Valencia… y eso sin contar los tesoros de la iglesia grande, la actual.
  • Se constata también los efectos en Montalbán de la peste del siglo XIV, y las repetidas sequías.
  • El hecho de no tener fácil acceso a la medicina (excepto las curanderas o curanderos) hacía muy vulnerable a la población, por eso confiaban en los poderes naturales, la intervención de la Virgen, de los santos, y creían en los milagros.
  • En cuanto a la fuente, cerca del altar mayor, de donde manaba aceite, no creo que fuese ningún milagro. Era frecuente que, en un lugar protegido y de difícil acceso como pueda ser la parte trasera del altar, se situase el depósito donde se guardaba el aceite que los campesinos pagaban a la Iglesia como parte del impuesto llamado “diezmo”, que era una parte de sus cosechas. Puede que, en algún momento, se dejase de producir aceite y se acabó la fuente.

1 comentario:

  1. Que bien que haya gente que busque y recoja la historia de Montalbán y que la comparta con todos nosotros. Gracias Ana.

    ResponderEliminar